Un estudio realizado en Austria pretende estudiar las células olfativas caninas con el objetivo de construir una especie de ‘nariz electrónica’ para diagnosticar cuanto antes el cáncer de pulmón.

Viena (Austria).- Los perros tienen una gran capacidad para detectar el cáncer de pulmón con el olfato, un descubrimiento que abre la vía a un diagnóstico precoz de esta enfermedad, afirma un estudio realizado en Austria y publicado este miércoles.

“Los perros no tienen ningún problema para identificar a los pacientes con tumores cancerígenos”, explica Peter Errhalt, jefe del departamento de neumología del hospital de Krems (noreste de Austria) y uno de los autores del descubrimiento.

Los perros del estudio piloto olfatearon 120 muestras de aliento de personas enfermas y sanas y lograron detectar en el 70% de los casos las que padecían cáncer de pulmón. Este resultado es tan “esperanzador” que está previsto un nuevo estudio de dos años con muestras de 1.200 personas, indicó Peter Errhalt en una conferencia de prensa.

Los resultados del estudio austriaco coinciden con otras pruebas llevadas a cabo en Estados Unidos y Alemania.

El objetivo a largo plazo es determinar cuales son exactamente los olores que los perros son capaces de detectar, se pretende estudiar las células olfativas caninas, explica Michael Muller, del hospital Otto Wagner de Viena, que colaboró en el estudio. Si se alcanzara ese objetivo los científicos podrían construir una especie de ‘nariz electrónica’ para diagnosticar cuanto antes el cáncer de pulmón y aumentar así las posibilidades de supervivencia de los pacientes, según Muller.

Los médicos indicaron que la tasa de supervivencia del cáncer de pulmón si se descubre en las primeras etapas es del 90%, por lo que, de desarrollarse este método de detección, se podrían salvar muchas vidas. La mortalidad aumenta de forma notable a medida que la detección es más tardía y, en conjunto, sólo el 15 % de los enfermos de cáncer de pulmón sobrevive.

“El cáncer de pulmón suele pasar desapercibido porque no causa dolor y, cuando se descubre, a veces es muy tarde”, resumió Müller.

Los expertos decidieron desarrollar este experimento después de que varios estudios descubrieran un comportamiento “anómalo” en los perros cuyos dueños padecían de cáncer.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%